Gandalf

De Tolkiendili
Saltar a: navegación, buscar
Matt Stewart - Gandalf - A Light in the Dark.jpg
Gandalf
Maia
Información Biografica
Otros nombresEl Gris, El Blanco, Mithrandir, Incánus, Tharkûn, The White Rider, Gandalf Greyhame, Stormcrow, Wand-elf, Láthspell
AfiliaciónIstari (Magos)
Concilio Blanco
Comunidad del Anillo
Marcha al este29 Septiembre T.E. 3021
Puertos Grises
Descripción física
Estatura1.70 metros
Color de peloLargo y blanco, con barba plateada
RopaTunica gris (luego blanca), sobrero azul, bufanda gris, botas negras
ArmasGlamdring
Narya
CaballoSombragrís

Gandalf es uno de los cinco Istari enviado a la Tierra Media por los Valar durante la Tercera Edad. En Valinor es conocido como Olórin. Gandalf fue clave en la desaparición definitiva de Sauron en el T.E. 3019, dando valor a todos y repartiendo su sabiduría por todos lados. Originalmente, Gandalf siempre iba de gris y era el segundo de la Orden de los Magos, luego de Saruman, pero luego de su caída en Moria, volvió a la Tierra Media como el líder de la Orden, y vestido totalmente de blanco. Siempre le caracterizó su interés y cariño por los Hobbits

Historia

Olórin era un Maia que vivía en los jardines del Irmo en Valinor. Era un discípulo de Nienna, y de él aprendió la piedad y la paciencia, siendo conocido como el más sabio de los Maiar.

Durante la Tercera Edad, mientras el poder oscuro de Sauron iba creciendo en la Tierra Media, los Maiar decidieron enviar cinco emisarios para ayudar a los pueblos de la Tierra Media. Manwë eligió a Olórin, pero éste no quería, ya que le tenía miedo a Sauron, razón, según Manwë, suficiente para que precisamente, fuera a la Tierra Media.

Olórin obedeció a Manwë y partió de Valinor a Mithlond en el año T.E. 1000. Llegó justo después que Curumo, Aiwendil, Pallando, y Alatar y casi al mismo tiempo que el Nigromante apareció por primera vez en el Bosque Negro.

La llegada a la Tierra Media

Olórin, como el resto de los Magos, tomó forma de anciano, y eligió ir vestido de gris y con aspecto de vagabundo.

Cuando llegó a Mithlond, fue recibido por su antiguo amigo en Valinor, Glorfindel, que estaba en la Tierra Media por una misión similar a la suya, y también Círdan el carpintero de la ribera, que poseía a Narya, uno de los |anillos élficos de poder. Pero Círdan se dio cuenta de que el aspecto de viejo, frágil y descuidado de Olórin no era más que un disfraz, y supo de inmediato el poder, la sabiduría y la fuerza que ese aspecto escondía.

Como profecía, Círdan le dio Narya a Olórin en reconocimiento por todas las batallas que él tomará parte contra el mal en el futuro ofreciendo también su ayuda cuando fuese necesario, y le dijo: "En cuanto a mí, mi corazón está en el mar, y habitaré en las orillas grises hasta que zarpa el último barco. Te esperaré".[1]

Cuando comenzó su vida en la Tierra Media, no tomó como Saruman una residencia fija, y se dedicó a peregrinar por todas las tierras del oeste, justo donde los Dúnedain y los Eldar se reunían para contener a Sauron. Tuvo muchos nombres en su larga estancia en la Tierra Media: los elfos le llamaban "Mithrandir", o peregrino gris, y los hombres de Arnor le llamaron Gandalf, que se convirtió en el más común en toda la Tierra Media, en el sur era llamado Incánus, y los enanos le llamaban Tharkûn. [2]

La vigilancia

Más o menos en el año T.E. 1100 los Istari y los Eldar descubrieron que algo oscuro se escondía en Dol Guldur en el Bosque Negro. [3] Había muchas sombras negras moviéndose por el bosque y poco a poco comenzaron a multiplicarse; algunos pensaban que algún Nazgûl había elegido el bosque como morada y atormentar a la Tierra Media, pero Olórin sospechaba desde entonces que esa sombra fuese Sauron.

Durante los doscientos años siguientes la oscuridad allí fue creciendo junto con otros males, incluso encontraron orcos en las Montañas Nubladas y en otros sitios. El Rey Brujo, el más poderoso de los Nazgûl, había comenzado una guerra con el Reino de Arnor, y para ello construyó una fortaleza en Angmar, al mismo tiempo, una sombra había caído sobre Moria y Minas Ithil junto con guerras, plagas y catástrofes en toda la Tierra Media.

En el año T.E. 2063 Gandalf partió para descubrir qué sucedía, y descubrió el secreto: aunque no lo idenfiticó, apareció finalmente el Nigromante en Don Goldur, y después de eso, pasaron varios siglos de paz en la Tierra Media. A éste período, que duró cuatro siglos, se le llamó la Paz Vigilante, pero sirvió para que el nazgûl preparara el regreso de Sauron en el año T.E. 2460.

A raíz del regreso del mal, Gandalf convocó el Concilio Blanco tres años después de la aparición del Nigromante. Galadriel, portadora de uno de los anillos de poder, y el jefe de los Eldar deseaban que fuese Gandalf el que liderara el concilio, pero lo rechazó para no perder su independencia y movilidad y ése puesto fue tomado por Saruman, dado su gran conocimiento de la materia.[4]

En sus peregrinajes en Eriador Gandalf descubrió a los Hobbits, en pueblos escondidos en aquellas tierras, y se hizo amigo desde entonces de ese pueblo. Siempre admiró la humildad y valentía escondida en los humildes hobbits, y se hizo tradición que de vez en cuando visitara la Comarca y participara activamente en sus fiestas, donde impresionó mucho a los hobbits jovenes con sus fuegos artificiales en forma de duendes y dragones, entre ellos, obviamente, a Bilbo Bolsón.

Cuando el Rey Thráin II, un enano de la línea real de la Montaña Solitaria, desapareción el viaje a Erebor, Gandalf lo buscó. En un momento después del año 2845 entró en Khazad-dûm. Ya en el año 2850 la búsqueda de Gandalf le llevó de nuevo a Dol Goldur, pero ahora en secreto, donde encontró a Thráin en los calabozos, que le dio al Mago sus posesiones: el mapa y la llave de Erebor. [5] Luego descubrió que el Nigromante no era un Nazgûl, sino Sauron mismo en busca de todos los Anillos de Poder, y pronto, o quizá ya, buscaba el Anillo Único.

Luego de ésto escapó y fue en busca del Concilio Blanco, y les instó a comenzar un ataque a Sauron, aprovechando que el Anillo estaba perdido, pero Saruman convenció al Concilio de que era mejor observar y esperar, y así fue, el Concilio decidió esperar. Elrond en privado le dijo a Gandalf que presentía que el Anillo iba a ser encontrado y que la guerra y el fin de la era se avecinaba. Gandalf no sabía que para éste punto, Saruman ya estaba corrompido y quería el Anillo para él mismo, y lo buscaba por todo el río Anduin.

La búsqueda de Erebor

Gandalf estaba muy preocupado por el área norte. Smaug el dragón había destruido el Reino bajo la Montaña y la ciudad de Dale y temía que Sauron aprovechara todo ésta desolación para recuperar las tierras del norte, en especial alrededor de Erebor y las viejas tierras de Angmar. Gandalf entonces tuvo una conversación con Thorin en Bree donde intercambiaron sus inquietudes sobre Smaug, así que decidieron viajar juntos sobre ello.

Gandalf entonces recomendó a Thorin la urgencia de un plan para aniquilar a Smaug, recuperar el tesoro de su familia, pero con un "ladrón" que él mismo elegiría. Él tenía el presentimiento de que un hobbit debería participar, y pensó en Bilbo Bolsón. Cuando fue la primera vez a buscarle, no lo encontró porque fue a buscar a los Elfos por el Yestare, el nuevo año élfico, y supo que era el indicado. Más tarde vino y con él, al resto de los enanos amigos de Thorin.

Encontró a Bilbo muy reacio a participar en la gran aventura que era la búsqueda de Erebor y ser el "ladrón" de la misión. Al final, logró convencerle, a última hora de la partida del grupo. Al fin la Compañía de Thorin estaba completa. Gandalf acompañaría al grupo hasta Rivendel. Sin mencionar que Gandalf les salvó de varios problemas durante el viaje de la Comarca a Rivendel.

Gandalf les salvó de unos orcos de las cavernas, y luego de ver su madriguera, encontró a la legendaria Glamndring, que siempre usaría desde ese momento. También ayudó a Thorin y al resto a través de las Montañas Nubladas; cuando, sin saberlo, acamparon en el pórtido de la Ciudad de los Trasgos y toda la compañía fue atrapada, excepto Gandalf, mató al Gran Trasgo, y luego guió a los enanos a la salida. Fue durante éste tiempo que Bilbo obtuvo su "anillo mágico", que dijo haberle ganado a la criatura Gollum, mientras cayó bajo las Montañas. El anillo confería invisibilidad al que lo usara, y se lo mantuvo en secreto a Gandalf por algún tiempo.

Gandalf los salvó de un trío de Stone-trolls , y más tarde obtuvo la legendaria espada Glamdring de su Troll -hoard; Gandalf lo llevaba de allí en adelante. [13] También ayudó Thorin y Compañía a través de las Montañas Nubladas ; cuando, sin saberlo, acamparon en el pórtico delantero de la Ciudad de los Trasgos los Goblins capturó toda la compañía, excepto Gandalf, que los sorprendió mucho más tarde, matando al Gran Trasgo y luego llevar a los enanos a la salida. [14] Fue durante este tiempo que Bilbo obtuvo un "anillo mágico". [15] Bilbo inicialmente afirmó que "ganó" a partir de la criatura " Gollum ", mientras que la compañía estaba bajo las Montañas Nubladas. [16] El anillo confirió invisibilidad en Bilbo cuando lo llevaba, y él mantenido en secreto de Gandalf por algún tiempo.

En su huída, la Compañía fue salvada por las Águilas de las Montañas Nubladas; Gandalf había curado antes a la Gran Águila de una herida envenenada, y fue desde entonces que se convirtieron en muy buenos amigos. Las Águilas los acogieron en su niedo, y al día siguiente les llevaron al otro lado de las Montañas.

Luego de ésto, Gandalf obtuvo la hospitalidad de Beorn, y le persuadió de acoger y albergar a todo el grupo en su sala. Pero entonces se separó del grupo antes de que la compañía entrara en el Bosque Negro, dándoles unos consejos finales, y se fue a atender otras obligaciones. Ésas obligaciones no eran más que acudir al Concilio Blanco, que se había reunido bajo la más grave de las circunstancias: Sauron había regresado, aunque sin el Anillo Único. Gandalf, al fin, logró convencer al Concilio de atacar Dol Guldur, algo a lo que incluso Saruman accedió (aunque por temor a que Sauron encontrara antes el Anillo). Gandalf se unió a sus compañeros y asaltaron Dol Guldur, y liberaron al Bosque Negro de la presencia del Nigromante, que huyó a Mordor.

En éste lapso, Thorin recuperó Erebor y Smaug fue derrotado, pero cuando Gandalf llegó a la Montaña, se encontró con los Enanos de Erebor y las Colinas de Hierro preparandóse paa un ataque de los Hombres de Valle y los Elfos del Bosque Negro.Él estaba con Bardo y Thrandiol y reveló su presencia intentando razonar con el ya trastornado Thorin. Cuando el ataque iba a comenzar, Gandalf les detuvo, para advertirles que los Orcos y Huargos venían a atacar la Montaña reclamando el tesoro. Invitó a Dáin Pie de Hierro para el concejo, y pronto Enanos, Elfos y Hombres formaron una alienza, y derrotaron a los Orcos de las Montañas Nubladas en lo que fue conocida como la Batalla de los Cinco Ejércitos.

Luego del funeral del caído Rey Thorin, y el restabelcimiento del Reino de Erebor bajo Dáin, Bilbo y Gandalf comenzaron su viaje de regreso: celebraron Yule con Beorn, y luego regresaron a Rivendel, donde discutió con Gandalf sobre los acontecimientos en Dol Guldur y la Montaña Solitaria. Gandalf había logrado su objetivo inmediato, que era derrotar a Smaug, que podría haber sido utilizado por Sauron. Gandalf supo que un gran número de orcos y huargos fueron asesinados cuando rondaban cerca de Rivendel y Lothlórien, viniendo del norte. Y ambos estuvieron de acuerdo en que lo mejor sería que el Nigromante fuese desterrado por completo del mundo.

Rey Thorin fue herido de muerte y después de su funeral y el restablecimiento de Erebor bajo Dáin, Bilbo y Gandalf siguió su camino de regreso; celebraban Yule a Beorn, y luego regresaron a Rivendel, donde discutió con Elrond los acontecimientos de Dol Guldur y la Montaña Solitaria. Gandalf había logrado su objetivo inmediato, que era destruir Smaug, que podría haber sido utilizado para el efecto desastroso de Sauron. Un gran número de orcos y huargos también fueron asesinados en el norte, la eliminación de las amenazas a Rivendel y Lothlórien. [10] Sin embargo, ambos estuvieron de acuerdo en que sería mejor si el Nigromante fueron desterrados del mundo por completo.

Cuando Gandalf y Bilbo pasaron por el sitio donde fueron atacados por los Orcos, los vieron ahora convertidos en estatuas de pierde, y recuperaron el oro del tesoro que habían enterrado.

Gandalf, entonces, se quedó sorprendido por el hobbit: el sabio mago no había prestado atención a los hobbits y sabía poco de ellos. En adelante y durante toda su estancia en la Tierra Media, tomó un cariño especial por los hobbits, en especial por la familia Bolsón.

El retorno de la Sombra

A pesar de lo que el Concilio Blanco creyó, Sauron no fue debilitado por el ataque a Dol Guldur. Ya tenía planeado éste movimiento, y su huída al Bosque Negro no fue más que una finta. Diez años luego del ataque, Sauron se manifestó abiertamente en Mordor, en el año 2951, y habiendo reconstruido la fortaleza de Barad-Dûr. El Concilio Blanco se reunió por última vez el 2953 para debatir sobre los Anillos de Poder. Saruman por su parte, calmó a los demás al decirles que estaba seguro de que el Anillo Único estaba perdido en Beleager. Luego del Concilio, Saruman, celoso y temeroso de su compañero Gandalf, coloca espías para rastrear todos sus movimiento, lo que afectó a los Hobbits, ya que así es como Saruman descubrió su existencia y el especial interés de Gandalf sobre la Comarca, comenzando a enviar agentes a Bree y a la Cuaderna del Sur.

Mientras, Sauron comenzó a reunir sus tropas para el golpe final contra el odiado Occidente. Easterlings de Khand y más allá del Mar de Rhûn, junto con hombres de Harad reforzaron su fortaleza en Mordor, además de orcos, trolls y otras bestias que se multiplicaban, mientras los Jinetes buscaban por el Anduin cualquier señal del Anillo Único.

Gandalf se reunió con Aragorn, el heredero escondido de Isildur en el 2956, y pronto se hizo buen amigo suyo. A partir de entonces, Aragorn y Gandalf trabajaron juntos con un único fin: derrotar a Sauron.

En ésta etapa, Gandalf visitaba la Comarca frecuentemente, especialmente visitando a su amigo de aventuras Bilbo Bolsón, y a su primo más joven, Frodo. Siempre le llamó la atención la juventud inusual de Bilbo, a pesar de su avanzada edad. Luego, su atención se centró en el "anillo mágico" e Bilbo, al que alegó haberlo obtenido de forma correcta, aunque luego admitió habérselo robado a Gollum.

Gandalf observó poco a poco como éste comenzaba a preocuparse demasiado por el anillo, en un comportamiento poco habitual en los hobbits, despertando en él muchas sospechas. En el año 3001, se organizó una fiesta de cumpleaños-despedida a Bilbo, y antes de partir de la Comarca, luego de la fiesta, convenció a Bilbo de legar el Anillo a Frodo Bolsón. Luego de ello, advirtió a Frodo de no utilizarlo, bajo ninguna circunstancia; ya sospechaba de que el "anillo único" era en realidad un anillo de poder.

Para averiguar más sobre Gollum, buscó la ayuda de Aragorn para capturarlo. Con el relato de Gollum, y los registros en Minas Tirith, ató cabos en la historia y cayó en la cuenta de que era el mismísimo Anillo Único, en el año 3017. Al descubrir que Gollum estuvo en Barad-Dûr, le vino un enorme temor. Sauron había torturado a Gollum y descubrió la existencia no sólo del "anillo mágico", sino también los nombres "Comarca" y "Bolsón". En cuanto lo supo, regresó de prisa a la Comarca, seguro ahora sí de que el anillo de Frodo, era el Anillo Único de Sauron.

La Guerra del Anillo

La Traición de Saruman

Luego de confirmar sus peores temores, regresó a la Comarca y aconsejó a Frodo a salir de la Comarca lo más pronto posible, con la promesa de volver el otoño de ese mismo año (3018), y escoltarlo hasta Rivendel. Gandalf le contó a Frodo la historia de Gollum, a la que Frodo exclamó que todo iría mejor si hubiese sido asesinado. Gandalf le dijo que tenía el presentimiento de que Gollum tomaría un papel clave justo antes del final, y en todo caso, no era de ellos la decisión de quién debe vivir y quién debe morir. Luego, se dispuso a acudir con Saruman, el jefe de su orden.

Al saber inquietantes noticias de Radagast, fue al Poney Pisador en Bree. Creyendo que no podría volver a tiempo con Frodo, le escribió una carta diciéndole que marche a Rivendel tan pronto le sea posible y buscara a alguien llamado "Trancos", que era en verdad Aragorn. La carta se la dejó a Cebadilla Mantecona que enviara la carta a Hobbiton, y que luego esperara a alguien con el nombre de "señor Sotomonte", luego se marchó, pero Cebadilla olvidaría enviar la carta.

Poco después Gandalf llegó a Isengard. En su reunión, Saruman finalmente reveló su intención de apoderarse del Anillo Único. Ofreció a Gandalf tomar el Anillo para sí mismos y tomar el poder de Sauron. Horrorizado, Gandalf rechazó la propuesta, y fue encarcelado en el pináculo de Orthanc debido a su negativa. Fue rescatado días después por Gwaihir, jefe de las Águilas. Sabía que debía ir rápidamente a la Comarca en busca de Frodo, que seguraente ya era perseguido por los Nazgûl y quizá, por tropas de Saruman.

Gandalf fue a toda prisa a Rohan, con el deseo de encontrar un fuerte corcel, donde obtuvo a Sombragrís de manos del rey Théoden, que más tade resintió el regalo. Sombragrís fue el señor de los caballos, y Gandalf forjó un vínculo especial con él, además de aprovechar su increíble fuerza y resistencia, y velocidad.

Gandalf partió entonces a toda prisa rumbo a la Comarca, pero Frodo ya había comenzado su viaje rumbo a Rivendel sin esperarle. A su llegada, se enteró de que los Nazgûl, vestidos como los Jinetes Negros, atacaron a los hobbits. Consternado, partió hacia Bree, donde Cebadilla le pidió perdón por no enviar la carta, preocupados por el viaje que habían comenzado los cuatro hobbits.

Ese mismo día, los Nazgûl atacaron Bree, que se marcharon luego de una batalla de luz y llamas, que fueron vistos de lejos por Aragorn y los hobbits, sin saber que se trataba de Gandalf. Antes de partir, marcó algunas piedras con la runa "G".

Luego, partió a Rivendel, donde Glorfindel le dio la bienvenida. Días después, llegaron Aragorny los hobbits, pero con Frodo malherido, pero aún con el Anillo Único en su cuello.

Referencias

  1. J.R.R. Tolkien, El Señor de los Anillos, Apéndice B, Tercera Edad
  2. J.R.R. Tolkien, Cristopher Tolkien, Los cuentos inconclusos, Los Istar
  3. J.R.R. Tolkien, El Señor de los Anillos, Apéndice B, Tercera Edad
  4. Cristopher Tolkien, El Silmarillion, "De los anillos de poder y la Tercera Edad"
  5. J.R.R. Tolkien , El Señor de los Anillos , Apéndice A , "Pueblo de Durin"