Denethor

De Tolkiendili
Saltar a: navegación, buscar
Denethor II
Gondoriano
John Howe - Denethor.jpg
Denethor II, por John Howe
Información biográfica
TítulosSenescal de Gondor
LugarGondor
LenguaWestron
NacimientoT.E. 2930
Reino35 años (2984 - 3019)
Muerte15 de marzo, 3019 (aged 89 años)
Gondor
Familia
CaaCasa de Húrin
PadresEcthelion II
Hermanos2 hermanas [1]
EsposaFindulias
HijosBoromir y Faramir
Descripción física
GéneroMasculino
ArmasEspada y una daga

Denethor II (T.E 2930 – 3019) fue el vigésimo sexto y último Senescal de Gondor. Sucedió a su padre Ecthelion II luego de su muerte en el 2984. Denethor es descrito como noble y poderoso, incluso rivalizando en señoría al mismísimo Gandalf. Era orgulloso, alto, sabio, perspicaz y valiente. Demostró ser un señor magistral y un gran gobernante del reino de Gondor. [2]

Historia

Antes de la Regencia

Denethor fue el tercer hijo, y primer varón, de Ecthelion II, Gobernante Regente de Gondor, en el año 2930 de la Tercera Edad. [1] Fue un hombre magistral, pero sumamente orgulloso. Cuando un norteño llamado Thorongil, un año más joven que él, llegó a Gondor y se ganó la confianza y el cariño de Ecthelion, Denethor albergó celos contra él.

Thorongil era un genio de la guerra y se parecía mucho a Ecthelion, tanto que se podía decir que eran parientes cercanos, además, se ganó el cariño de la gente, por lo que los celos de Denethor crecieron. Es probable que Denethor haya sabido siempre que Thorongil era realmente Aragorn, y que junto con Mithrandir, deseara suplantarlo. No se sintió nada mal cuando Thorongil partió al Este. [2]

En 2976 se casó con Findulias de Dol Amroth, a quien amaba profundamente, hija del príncipe Adrahil II de Dol Amroth. Juntos tuvieron a dos hijos: Boromir y Faramir.

Sintió siempre un enorme amor por su hijo mayor, Boromir, mientras que siempre estuvo a disgusto con Faramir sobre todo por sus acciones y la amistad que profesó a Mithrandir.

Entre tanto, Denethor se dedicó al estudio de la tradición de Gondor, entre ellos, documentos que solamente él y su padre Ecthelion II podían consultar. Sus estudios estuvieron centrados en la palantíri. [3]

Una Regencia temprana

Ocho años despúes de su matrimonio, Ecthelion II murió y Denethor se convirtió en Senescal de Gondor. A estas alturas, el pueblo no lo veía con buenos ojos, pues a comparación de Thorongil, no era muy alto ni fuerte, y sobre todo, porque ya había rumores de oscuros poderes provenientes del este.

Por estas razones, Denethor miró en la Piedra Prohibida de forma frecuente y en largos períodos de tiempo, a fin de lograr superar a Thorongil y Mithrandil en sabiduría, y vigilarlos. Debido al abuso de la Piedra, su carácter se volvió arisco y tenso, y comenzó a envejecer de forma prematura.

Cuatro años después de la muerte de Ecthelion, falleció Findulias. [2] Fue un golpe duro para Denethor, que se sumió en una tristeza profunda y se volvió aún más sombrío y silencioso.

El palantír le mostró muchas cosas que él deseaba ver y su conocimiento creció profundamente. Pero Sauron, sin ser sorpresa para nadie descubrió que la Piedra de Ithil fue capturada y que estaba siendo utilizada por Denethor. [3] Sauron entonces intentó someter la piedra a su voluntad, pero fracasó gracias a la fuerza de voluntad de Denethor, su integridad y su derecho al uso de la piedra ganado por ser heredero de la Regencia de Gondor.

Esto causó aún mayor tensión al cuerpo ya debilitado del Senescal, sobre todo por el “combate” entre Sauron y la invencibilidad aparente de la Palantír. Denethor, entre tanto, miró no solo a Mordor, sino también a Isengard. De éste modo obtuvo información importante del Mago y la utilizó en beneficio propio, al tiempo que Sauron no podía evitarlo. [3]

Se volvió ciego ante todas las luchas, salvo la de Sauron, su pueblo y los orcos de Sauron. Desconfiaba de todos los que se resistieron a Sauron pero que no estaban en su gobierno. Llevaba siempre cartas debajo de sus ropas. [4]

Agitación de los problemas

Faramir, su hijo más joven, empezó a tener sueños sobre Imladris y el Daño de Isildur. Boromir convenció a su padre de enviarlo a Rivendel en su lugar (para buscar el consejo de Elrond), a lo que Denethor cedió, no muy fácilmente. Boromir jamás regresó de ese viaje: fue asesinado por los Uruk-hai en Amon Hen, y Faramir y Denethor escucharon el cuerno de Gondor, que fue encontrado días después, partido en dos, en el Entwash, y traído a Denethor. Como le pasó con la muerte de sus padres, Denethor se sumió en la tristeza, pero ésta vez con una profunda desesperación por la muerte de su heredero e hijo más querido, y se dedicó a mirar mucho más a menudo la Palantír, creciendo aún más su desesperación. [2]

Para entonces, ya sabía que vendría un golpe fuerte desde Mordor por lo que convocó a sus Capitnes para defender Minas Tirith. Los Nazgûl comenzaron a patrullar sobre la ciudad, fuera de la vista de todos pero dejando un halo de miedo a su paso. [5]

Trece días después de la muerte de Boromir, Gandalf llegó junto con Peregrin Tuk a la Ciudad Blanca. Denethor los recibió con su furia, pero al mismo tiempo, fue atraído por el hobbit, testigo de la muerte de su querido hijo, interrogándolo de cerca. Cuando Pippin ofreció su servicio a Gondor a cambio del sacrificio de Boromir, Denethor se sintió conmovido al mismo tiempo que divertido. Luego de examinar la Daga de los Túmulos del hobbit, aceptó cortésmente sus servicios. Luego se enfrentó de mala forma con el mago. [5]

Durante la cena, Gandalf habló de la caída de Isengard. Denethor hizo alusión a sus propias habilidades para observar lo que pasa en el mundo, abrumó al hobbit con preguntas durante una hora, y luego dio alojamiento a sus huéspedes.

El cerco a Gondor

Faramir junto a Frodo y Sam, por Anke Eißmann

Poco después los Rammas fueron rodeados y Gondor fue asediado. Faramir volvió de sus diligencias en Ithilien, y contó la historia de su encuentro con Frodo Bolsón dos días antes, y de su ruta hacia Cirith Ungol. Tan solo mencionarlo, Gandalf lució incómodo. La discusión siguió entre Denethor, Gandalf y Faramir, en la cual Denethor reveló que había adivinado más de lo que había dicho su hijo. Se dio cuenta que Faramir volteaba a ver a Mithrandir para entender si estaba hablando demasiado.

Denethor sabía lo del Anillo Único y la misión de Frodo. Acusó entonces a Faramir de condenar a su pueblo a una muerte segura y le dijo a Gandalf que en este asunto habría decidido ocultar el Anillo: no usarlo ni destruirlo, tan solo ocultarlo. Al darse cuenta del cansacio de su hijo, Denethor permitió que Faramir fuese a descansar por la noche.

Denethor jamás dijo explícitamente que le hubiese gustado que Faramir muriese y Boromir viviese: cuando se lo preguntó Faramir, respondió que le habría gustado que sus lugares fuesen intercambiados, como si Boromir estando en Ithilien le habría traído el Anillo como regalo. [4]

En un concilio realizado al día siguiente, Faramir fue enviado a fortalecer la guarnición de Osgiliath. La decisión no fue tomada unilateralmente por Denethor, sino por el Consejo, liderado por él mismo, pero al que Faramir asistió, aceptando la voluntad del mismo y de su padre.

Faramir es enviado a Osgiliath, por Anke Eißmann

Faramir recuperó el terreno perdido hasta el Anduin, pero pronto se topó con las tropas de Minas Morgul y Harad, lideradas por el Rey Brujo, un maestro de la guerra y de terrible presencia. Faramir fue conducido de nuevo a las fuertes de la calzada, pero cayeron, y Faramir fue forzado a retirarse, habiendo perdido a un tercio de sus hombres. La retirada fue perseguida por el Nazgûl, y Faramir fue herido casi hasta la muerte por una flecha del sur, que se cree, estaba envenenada.

Cuando Imrahil trajo el cuerpo de Faramir, vivo, pero casi muerto, Denethor cedió a la desesperación absoluta y nada más le interesaba que la vida de su hijo. Mientras las defensas de la ciudad de los Campos de Pelennor colapsaban, él miró la Palantír: encontró a Sauron más fuerte que nunca en todos los frentes y temió que el Anillo ya estuviese en sus manos.

De repente, parecía que Denethor tenía muchos más años y su linaje se había roto. Cedió la dirección de la iudad a Gandalf e Imrahil, permaneciendo junto a su hijo en la Torre Blanca, pensando que todo estaba perdido para su familia, su ciudad y su pueblo. Rohan había sido cortado y no podían acudir en ayuda de Gondor; el primer círculo también estaba en llamas: esta información que vio en la piedra fue la que desencadenó el suicidio de Denethor.

Preparó entonces una pira para él y Faramir en Rath Dínen. Beregond, uno de los guardias de la Ciudadela, y Gandalf, que quitó a Faramir de la pira, impidieron que lo quemase vivo. Cuando Faramir llamó a su padre, Denethor parecía estar dispuesto a abandonar sus planes suicidas, pero de repente levantó el palatír y profetizó el destino de Gondor, reconociendo que un nuevo enemigo estaba a punto de llegar: los piratas de Umbar.

La pira de Denethor, por Anke Eißmann

En su último discurso, dirigido a Gandalf, Denethor dijo que le habría gustado que las cosas fuesen como siempre habían sido en su vida: un Regente de una ciudad libre, gobernando en paz y con sus hijos dueños de su propia voluntad. Pero si tenía que ver su ciudad en manos de un rey ilegítimo y su hijo convertido en discípulo de un mago, prefería no tener nada y decidir cómo poner fin a su propia vida.

Tomó entonces la vara blanca y la rompió sobre su rodilla, arrojandóla a la pira, simbolizando el fin de su regencia, y el fin de los Senescales. Luego, posó sobre la mesa en llamas, con la palantír en el pecho, y murió. [6]

Gondor después de Denethor

Faramir sobrevivió, y la ciudad no cayó debido a la aparición oportuna de los Rohirrim y los Dúnedain con Aragorn. Faramir mantuvo el título de Comisario, pero no de Regente, porque reconoció el derecho a Aragorn de tomar el trono de Gondor. [7]

Aragorn fue reconocido por primera vez como “rey” por el pueblo de Gondor, cuando salvó la vida de Faramir, Éowyn y Merry usando Athelas, antes de que pudiese reclamar el trono.

Se desconoce qué reacción tuvo Faramir ante la muerte de su padre, pero se dice que no lo sabía, al menos durante los primeros días de su recuperación en las Casas de Curación, para no molestarle.

Árbol genealógico

Princesa de
Dol Amroth
 
 
 
Turgon
2855 - 2953
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Adrahil II
2917 - 3010
 
 
 
Ecthelion II
2886 - 2984
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Finduilas
2950 - 2988
 
DENETHOR II
2930 - 3019
 
dos hijas
desconocido
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Boromir
2978 - 3019
 
Faramir
2983 - Plantilla:CE
 
Éowyn
b. 2995
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Elboron
desconocido
 
 



Predecesor:
Ecthelion II
Escudo Senescales de Gondor.png
Senescal Regente de Gondor

2984 - 3019 T. E.
Sucesor:
Faramir
(como senescal no regente)