Batalla del Morannon

De Tolkiendili
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Batalla del Morannon
Peter Xavier Price - The Battle of the Morannon.jpg
Fecha: 25 de marzo de 3019
Lugar: Morannon, en Mordor
Consecuencias: Victoria definitiva de los Pueblos Libres, muerte del Señor Oscuro Sauron, Destrucción del Anillo Único, Final Efectivo de la Guerra del Anillo.
Combatientes

Bandera de Gondor Gondor
Bandera de Rohan Rohan
Dúnedain del Norte

Bandera de Mordor Mordor
Bandera de Harad Harad
Rhûn
Variags de Khand

Comandantes

Gandalf
Aragorn
Legolas
Gimli
Éomer
Imrahil

Sauron
Boca de Sauron

Elementos

7000 soldados (hombres de Gondor, rohirrim, hombres del Oeste)

más de 80.000 tropas (entre orcos, trolls, hombres y semiorcos)
Nazgûl
Bestias Caídas

Bajas

2.500 muertos entre Gondorianos y Rohirrim

Desparición de los Nazgûl
Hombres orientales muertos, huidos e indultados
Desaparición de las huestes, asesinadas o huidas

Guerra del Anillo
Osgiliath (1) · Vados del Isen · Isengard · Cuernavilla · Osgiliath (2) · Dale · Asedio de Gondor · Campos de Pelennor · Puerta Negra · Dol Guldur · Bywater (Delagua)


La Batalla del Morannon (conocida también como "Batalla de la Puerta Negra"), fue la última gran batalla contra Sauron durante La Guerra del Anillo, que se libró en la Puerta Negra de Mordor el 25 de marzo del 3019 (T.E.). El ejército de Occidente, con 6.000 unidades, liderado por Aragorn, marchó hacia Morannon como una distracción, y dejarle una brecha segura y libre a Frodo y a Sam, que llevaban El Anillo Único a través de Mordor hasta el Monte del Destino. Se esperaba que Sauron pensara que Aragorn llevaba el Anillo Único y lo estaba intentando usar para derrotar a Mordor.

Mapa del Morannon, por Karen Wynn Fonstad

Historia

Preludio

Inicialmente, el Ejército del Oeste habría estado formado por 7.000 unidades, pero muchos estaban acampando en distintos lugares a lo largo del camino. Una patrulla de arqueros estaba en la Encrucijada, en caso de que las tropas enemigas llegasen del Paso de Morgul, o del Sur. Además, Aragorn despidió a los débiles de corazón, que no irían al Dagorlad, ordenandóles liberar Cair Andros en el río Anduin. Esto resultó en 1.000 hombres menos, dejando en 6.000 los hombres que marcharían hasta la Puerta Negra. Muy pocos.

Al llegar, Aragorn desplegó sus fuerzas defensivamente sobre dos colinas de escoria, con un lodazal y charcos entre su ejército y la Puerta.

Antes de la Batalla del Morannon, Sauron envió a uno de sus sirvientes, el Númenóreano Negro llamado Boca de Sauron, a hablar con los Capitanes del Oeste. Trató de engañar a Gandalf para que creyese que Sauron mantenía prisionero a Frodo, exhibiendo como evidencia elementos que habían pertenecido a Frodo y a Sam: la espada de Sam, una capa élfica, y la cota de mitrhil de Frodo.

Boca amenazó con que Frodo sería torturado si Occidente no aceptaba los términos de rendición de Sauron. Los términos eran:

  • Disolución de todos los ejércitos del Oeste
  • Jurar que jamás volverían a tomar las armas
  • Recontrucción de Isengard
  • El traspaso de las tierras del Oeste a Sauron

Aquí hemos de comentar: Sauron sabía que había un hobbit en Mordor, pero no sabía que eran dos, y que ellos eran quienes llevaban el Anillo, y no Aragorn. Así, Gandalf supo que solo era un engaño.

Gandalf, entonces, tomó todos los objetos que le dio Boca de Sauron, y los lanzó lejos. Sorprendido y furioso, Boca de Sauron regresó a la Puerta Negra, la abrió, y comenzaron a marchar las huestes de Sauron. Al mismo tiempo, salieron más de las fuerzas de Sauron que habían estado escondidas en las colinas que rodeaban Morannon, rodeando, y superando a los Hombres del Oeste en proporción de uno contra diez.

60.000 unidades de Sauron rodearon entonces a menos de 6.000 unidades de Aragorn.

Así comenzaba la Batalla del Morannon.

La Batalla del Morannon

El ejército de Sauron estaba compuesto de hordas de Orcos, Trolls, y aliados como Hombres del Este y Haradrim. No se da una cifra exacta del número de fuerzas de Mordor, y aunque Tolkien solo dice que "10 contra 1", la batalla no fue tan grande ni impresionante como la Batalla de los Campos del Pelennor anterior.

La trampa había funcionado: Sauron había mordido el cebo, y los soldados consternados de Occidente quedaron atrapados. Aragorn dispuso a sus hombres en una formación circular alrededor de dos colinas frente al Morannon, con los mejores soldados dispuestos en el frente, donde el asalto sería mucho más duro y amargo.

Los antes mencionados montículos de escoria resultaron ser un obstáculo para las fuerzas de Sauron, pero los trolls las trapasaron fácilmente a través de las charcas y así pudieron chocar contra Occidente, atravesando como herreros cortando el hierro caliente. Muchos de los orcos y hombres no pudieron subir para enfrentar al enemigo occidental, y en su lugar lanzaron flechas y proyectiles. Durante la lucha, Beregond fue herido por un trol, y cuando alcanzó sus garras, Pippin empujó la espada de Westernesse a través de la criatura antes que pudiese matarle.

Durante la batalla, los ocho Nazgûl que quedaban vivos, comenzaron a atacar al ejército de Occidente. Las Águilas de las Montañas Nubladas, lideradas por Gwaihir, el Señor del Viento, llegaron y atacaron a los Espectros. El anfitrión principal de Mordor llegó a alcanzar al de Occidente, y la desesperación se estableció entre ellos.

Los orcos comenzarón a reirse cuando se estrellaron contra las fuerzas occidentales, que comenzaron a verse reducidos en número, a un ritmo alarmante, y los Espectros sobrevolaban todo.

Justo en ese momento, cuando toda esperanza parecía perdida, Frodo se puso el Anillo Único, y Sauron se dio cuenta que estaba en el Monte del Destino. Los Nazgûl dejaron inmediatamente la batalla y fueron al encuentro con Frodo. Las huestes de Mordor perdieron el orden y las risas de los orcos cesaron de golpe, los hombres del este comenzaron a vacilar, y los del occidente retomaron su valor y comenzaron a repeler a los atacantes. Gandalf les ordenó que se detuvieran, porque la hora de la condena estaba a punto de llegar.

En ese momento, Gollum le quitó el Anillo a Frodo, y cayó accidentalmente a la Grieta de la Muerte, y finalmente Sauron fue derrocado.

Los Nazgûl que habían volado al Monte del Destino, se toparon con una gigantesca erupción volcánica, y todos fueron destruidos a causa de la enorme tormenta de fuego.

Barad-Dûr, la Puerta Negra, y la Torre se derrumbaron. Los orcos y otras criaturas comenzaron a huir sin dirección cuando vieron que el Señor Oscuro había sido derrotado, algunos otros cayeron en fosos, otros se suicidaron, y el resto huyó. Muchos hombres orientales huyeron, otros se rindieron, y el resto siguió luchando a causa de su odio.

Secuelas

La táctica a la desesperada de Occidente había tenido éxito, incluso cuando Frodo sucumbió finalmente a la tentación del Anillo. Fue destruido para siempre, y Sauron se volvió incorpóreo permanentemente, desapareciendo de Barad-dûr. Muchos orcos y hombres supervivientes se retiraron a las montañas o al norte, donde la lucha contra las fuerzas restantes de Sauron continuaría durante semanas, especialmente en Dol-Guldur, en el Bosque Verde y en Erebor, pero el poder del Señor Oscuro ya no existía.

Los soldados de occidente, cansados y heridos, descansaron y sanaron para regresar después a Minas Tirith.

Meses después, la Batalla de Bywater, en La Comarca, contra Saruman y sus secuaces, y la posterior matanza de Saruman y Gríma, en las mismas puertas de Bolsón Cerrado, pusieron fin a la Guerra del Anillo.