Asedio de Gondor

De Tolkiendili
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Asedio a Minas Tirith
John howe middle-earth the-siege-of-gondor.jpg
Conflict: Guerra del Anillo
Fecha: 13 y 14 de marzo, 3019 (T.E.)
Lugar: Minas Tirith y los campos de Pelennor, Gondor
Consecuencias: El asedio fue roto por los Rohirrim y Gondor
Combatientes

Bandera de Gondor Gondor
Bandera de Rohan Rohan

Mordor
Harad
Rhûn
Khand

Comandantes

Rey Brujo de Angmar
Gothmog

Elementos

Desconocido

Desconocido

Guerra del Anillo
Osgiliath (1) · Vados del Isen · Isengard · Cuernavilla · Osgiliath (2) · Dale · Asedio de Gondor · Campos de Pelennor · Puerta Negra · Dol Guldur · Bywater (Delagua)

También conocido como el "Asedio de Minas Tirith", fue una serie de batallas libradas por Sauron para tomar Minas Tirith, dentro de La Guerra del Anillo. El sitio fue roto por la Batalla de los Campos de Pelennor.

Historia

Antecedentes

De acuerdo con la política de Sauron, que consistía en recuperar el Anillo Único y conquistar Gondor, el 20 de junio del 3018 (T.E.), envió al Rey Brujo para atacar su capital, Osgilliath. Aunque el objetivo principal de la batalla, era lanzar a los Nazgûl a la caza, pero también para medir las fuerzas de Denethor y destruir el puente sobre el río.

Durante los meses posteriores, Sauron siguió acumulando fuerzas en Mordor. Sin embargo, el ritmo de sus preparativos se vio trastocado el 6 de marzo del 3019, cuando Aragorn utilizó Palantír de Orthanc y se reveló a sí mismo como heredero de Isildur. Gracias a ésto, Sauron cambió de planes y envió a todas sus fuerzas para que se prepararan y tomar inmediatamente la capital de Gondor.

Gandalf llega a Minas Tirith llevando consigo a Pippin, el 9 de marzo. La mayoría de los ciudadanos fueron enviados al sur y al oeste, excepto aquellos diestros en las artes de la curación y los niños que negaron irse. el mismo día, 3.000 hombres de Belfalas, Dol Amroth y otros lugares, llegaron a ayudar a la guarnición. Pero con todos ellos, eran menos de una décima parte de lo que necesitaban para defender la ciudad. La mayoría de los que necesitaban, estaban intentando detener a la Flota Negra de Umbar.

Al anochecer, la oscuridad comenzó a fluir desde Mordor.

El 10 de marzo, fue el "Día sin Amanecer", Gandalf salvó a Faramir, mientras era perseguido muy de cerca por uno de los Nazgûl. Denethor, al escuchar el informe de Faramir sobre las actividades en Ithilien, que incluía la liberación de Frodo Bolsón, el Portador del Anillo, le reprendió por su decisión. Entonces, lo envió de nuevo a defender la ciudad en ruinas, en una misión prácticamente suicida.

Desde Morannon salió un ejército, tomó Cair Androd y entró en Anórien. Por la tarde, otro salió desde Minas Morgul y se dirigó a Osgiliath.

Batallas en Osgiliath y Rammas Echor

La mañana del 11 de marzo, el Señor de los Nazgûl dirigió el asalto sobre el lado occidental de Osgiliath. Muchos botes habían sido construidos en secreto, que les permitió vencer rápidamente a los gondorianos, que aunque con una feroz defensa, solo contaban unas mínimas bajas a los de Mordor.

Gandalf invertiene en la batalla, por Ted Nasmith

El 12 de marzo, Faramir se retiró al Rammas Echor. La pared no se sostuvo mientras los invasores atacaron a las defensas; mientras, Gandalf, al enterarse de que el Rey Brujo estaba en el campo se batalla, marchó para ayudar a los ya muy castigados gondorianos.

El 13 de marzo, cuando Faramir se retiró de la ciudad, cayó herido mientras luchaba en Easterling. Solo por una carga del Príncipe de Imrahil y los Caballeros de Dol Amroth, le salvaron la vida. Cuando los defensores abandonaron la ciudad, una escalada de calvario, enviada por Denethor, dispersó a los persecutores, y pudieron refugiarse.

Mapa del asedio a Minas Tirith

Denethor, al ver a su hijo herido e inconsciente, perdió el deseo y la voluntad, y no pensó más en la defensa de su ciudad.

El asedio a Minas Tirith

Los defensores de Minas Tirith observaron todo durante prácticamente todo el 14 de marzo, mientras las huestes de Mordor cavaban pozos y armaban armas de asedio fuera de su alcance. Al principio se burlaron de la "tontería", pero mientras los Nazgûl aterrizaban continuamente muy cerca de la ciudad, y frecuentemente, la moral de los gondorianos cayó totalmente.

El ejército de Mordor usó dichas máquinas para lanzar piedras a la ciudad, muchas de las cuales estallaban en ramas cuando chocaban contra los edificios. Luego, las cabezas de todos los que habían sido asesinados en Osgiliath fueron arrojados a la ciudad.

Muy pronto todo el primer nivel de la ciudad se vio envuelta en llamas.

Al ver que la moral de los gondorianos estaba muy caído, el Rey Brujo lanzó un ataque contra la ciudad. Gran cantidad de los gondorianos que defendían la ciudad huyeron a los niveles más altos, pero muchos de los que se quedaron defendiendo su nivel, fueron asesinados.

La mayoría de las torres de asedio se iban destruyendo conforme avanzaban. Sin embargo, los defensores fueron invadidos o masacrados. Se colocaron explosivos en la pared, y destellos de fuego y rugidos profundos sonaron durante en la noche, cuando el ejército de Mordor comenzó a disparar contra el muro de Minas Tirith. El Rey Brujo bajó entonces al primer nivel para tomarlo él mismo.

El golpe más duro fue recibido en la Gran Puerta. El rey Brujo cabalgaba junto al ariete Ground cuando comenzó a golpear la puerta, y comenzó a proferir herhicos que debilitaron la puerta: se rompió con tan solo tres golpes. Todos huyeron, excepto Gandalf, quien se mantuvo desafiante.

El Señor de los Nazgûl se burló del Istar y desenvainó su espada, las llamas descendieron a través de ella, pero en ese momento los vientos comenzaron a sopar las nubes que Sauron había colocado encima de Gondor: un gallo cantando y cuernos soplando del norte anunciaban la llegada de los Rohirrim.

Así, terminaba el asedio a Minas Tirith, y comenzó la Batalla de los Campos del Pelennor.